Noticias locales

Noticias internacionales

Noticia BCR Valores

Noticia BCR Valores

Análisis de Mercado - Abril 2020

 

 

Mercado Internacional
 

Durante el mes de marzo se acentuaron las tensiones en los mercados financieros globales relacionadas con la crisis sanitaria por COVID-19, coronavirus que ha infectado más de 365,000 personas y provocado más de 16,000 decesos alrededor del mundo.

Las autoridades monetarias de economías asiáticas, europeas y americanas recurrieron a medidas adicionales de emergencia para contener el efecto económico de la pandemia. El Banco Central Europeo (BCE), por ejemplo, lanzó un nuevo programa de compra de deuda por 750,000 millones de euros que se adiciona al previamente anunciado por 120,000 millones. Con esta iniciativa, que se extenderá durante el resto del año, el BCE procura inyectar liquidez por un valor equivalente al 7.3% del PIB de la zona del euro.

En Estados Unidos, la Reserva Federal (Fed) rebajó en 100 puntos base su tasa de interés de fondos federales al rango 0%-0.25% y anunció un plan de compra de instrumentos emitidos por el Departamento del Tesoro en al menos $500,000 millones y de valores de agencias federales respaldados por hipotecas por $200,000 millones. El 23 de marzo, sin embargo, indicó que el monto de compra de estos activos sería ahora ilimitado y anunció también un programa de préstamos por un valor de $300,000 millones que busca apoyar a las empresas y municipalidades más afectados por la paralización económica.

El nuevo paquete de apoyo de la Fed incluye medidas sin precedentes como su intervención en el mercado de bonos corporativos, la compra de activos respaldados por hipotecas de emisores comerciales, la compra de fondos accionarios (ETF) y una iniciativa que debe ser aprobada por el Congreso para prestar dinero directamente a pequeñas empresas.

Las nuevas políticas monetarias se suman a algunas disposiciones adoptadas a medidas de marzo que incluyen la reducción en 150 puntos base de la tasa primaria de crédito en la ventanilla de descuento a 0.25% y la disminución a 0% en el requerimiento de reserva (encaje) para las instituciones depositarias.

Paralelamente, el gobierno estadounidense declaró el pasado 13 de marzo estado de emergencia, lo que le liberó recursos por hasta $50,000 millones para atender la emergencia. Del mismo modo, el poder ejecutivo ha empezado a trabajar junto al Congreso en un paquete de estímulo fiscal que se estima en $2.5 billones y que incluiría pagos directos a hogares y apoyo a pequeñas y grandes empresas.

Los mercados accionarios han seguido mostrando amplias volatilidades, con movimientos intradía de hasta 9.5%, que han llevado a un descenso en el mes de marzo del índice S&P 500 del 24%. Al analizar el desempeño de las acciones por grupo industrial, se observa una mayor afectación en el precio de las acciones energéticas, con caídas en el último mes del orden del 57%. Este impacto ha sido particularmente fuerte entre empresas vinculadas a la industria petrolera, que se ha visto afectada por la caída de más de 60% en el precio del barril de petróleo desde inicios de año.

Esta disminución de más de $39 en el precio del petróleo a lo largo del trimestre ha impactado también las perspectivas fiscales de economías emergentes productoras de petróleo como México, Ecuador o Colombia. Sin embargo, el impacto en la valoración de la deuda no ha distinguido entre países productores o consumidores y se ha generalizado en los bonos emitidos por economías emergentes o frontera. 

Como referencia, el índice EMBI de bonos de mercados emergentes ha disminuido más de 25 puntos porcentuales en marzo y ha ampliado los márgenes de rentabilidad (spread) contra la deuda estadounidense, que ha operado en el mes en sus niveles de rentabilidad mínima histórica. En esta línea, la nota del Tesoro de 10 años registró el 9 de marzo un rendimiento al vencimiento de 0.31%, mientras el bono de 30 años descendió a 0.70% antes de regresar a niveles cercanos a 1.50%. 

Con base en este contexto internacional, consideramos que existen oportunidades de inversión de acuerdo con la siguiente estrategia general para clientes con asesoría de perfil:

  • Conservador: para este tipo de inversionista recomendamos las inversiones en bonos corporativos con grado de inversión y letras del Tesoro de Estados Unidos con vencimiento máximo a 10 años. Sugerimos duraciones máximas de 5 años en los portafolios con objetivo de crecimiento, 3.5 años en los de objetivo de ingreso y 1 año en los enfocados en liquidez.
  • Moderado: recomendamos incluir bonos soberanos y corporativos internacionales en dólares con calificación crediticia igual o superior a la de Costa Rica, notas del Tesoro de Estados Unidos a plazo máximo de 10 años. Sugerimos duraciones máximas de 5 años en los portafolios con objetivo de crecimiento, 4 años en los de objetivo de ingreso y 1.5 años en los de liquidez.
  • Agresivo: recomendamos la inclusión de renta fija soberana y corporativa en dólares con calificación crediticia igual o superior a Costa Rica, notas del Tesoro de Estados Unidos y exposición en ETFs enfocados en el agregado del sector accionario de Estados Unidos, y en los segmentos de servicios financieros, salud, consumo básico y tecnología. Sugerimos duraciones máximas de 10 años en los portafolios con objetivo de crecimiento, 5 años en los de objetivo de ingreso y 2 años en los de liquidez.

Mercado Local

En Costa Rica, el Gobierno, el BCCR y otras dependencias estatales empezaron a implementar medidas para contrarrestar los efectos económicos de la crisis sanitaria. 

Dentro de estas sobresale la anunciada por el Ministerio de Hacienda para permitir el aplazamiento del pago de los impuestos al valor agregado (IVA), sobre la renta, selectivo de consumo y aranceles hasta por tres meses. El período podrá ser prorrogado por un mes siempre y cuando los tributos sean cancelados antes del 31 de diciembre. Además, se exonera del pago del IVA los alquileres comerciales durante los meses de abril, mayo y junio.

En materia salarial, se aprobó una ley que permite a los patronos modificar los contratos de trabajo y disminuir la jornada laboral hasta en un 75% si se demuestra una caída en los ingresos de la empresa por al menos 60% como consecuencia de la desaceleración económica producida por la epidemia.

En política monetaria, el BCCR recortó en 100 puntos base la tasa de política monetaria a 1.25% y anunció que a partir del 24 de marzo participará en el mercado de recompras de la Bolsa Nacional de Valores y en el Mercado Integrado de Liquidez como inversionista en posiciones a un día plazo en dólares. Este apoyo a la liquidez de corto plazo en dólares se suma a su participación en colones, moneda en la cual el plazo al vencimiento de las operaciones se extenderá hasta treinta días.

Otras medidas en el sector financiero incluyen el ajuste en la normativa de calificación de deudores de Sugef para que los deudores puedan renegociar operaciones crediticias sin incurrir en deterioro de su calificación y la eliminación de la estimación de acumulación contracíclica exigida a entidades financieras (equivalente a 2.5% de la utilidad mensual).

Asimismo, se emitió una directriz presidencial para que la banca estatal readecúe créditos de deudores afectados por el golpe económico de la epidemia. 

Otras medidas de apoyo económico incluyen descuentos en la facturación de servicios de electricidad para clientes del ICE, no suspensión de servicios de agua por morosidad y ajustes en condiciones de seguros expedidos por el INS.

El principal impacto económico previsible para Costa Rica se asocia con el sector turístico. Aerolíneas como Avianca y Copa han implementado a partir de la cuarta semana de marzo cierres temporales de sus operaciones en el país como consecuencia de las limitaciones a los flujos migratorios impuestas por varios países. Las restricciones migratorias recientemente impuestas en varias naciones europeas y las que potencialmente se impongan en varias ciudades estadounidenses frenarán el ingreso de turistas por lo menos durante el mes de abril.

La disminución en la visitación turística, así como la menor circulación de personas ante las recomendaciones de “aislamiento social”, las limitaciones del Ministerio de Salud para que restaurantes y cines operen al 50% de su aforo y el cierre hasta nuevo aviso de bares, discotecas y casinos, tendrán un impacto negativo en los sectores de comercio y de alojamiento y servicios de comida. 

La caída en la actividad económica de estos sectores económicos, junto al aplazamiento propuesto en el cobro de impuestos, impactará negativamente las cifras fiscales a lo largo del primer semestre y afectará el flujo de caja del Gobierno Central. Este faltante deberá ser obtenido del mercado bursátil por emisión de deuda pública y en consecuencia impondrá presión a las tasas de interés a partir del segundo trimestre del año.

El desequilibrio en las arcas públicas se  podrá ver agravado si se materializa el cambio en el uso del crédito por $500 millones del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) que originalmente se preveían para cambiar deuda cara por deuda barata, pero que ahora podrán ser utilizados como una de las fuentes para financiar el plan del Gobierno de destinar ¢1 billón en la atención de la emergencia del COVID-19. A este fondo también se le podrían añadir los recursos que prestaría el BID, lo que echaría por la borda los objetivos iniciales del Ministerio de Hacienda para disminuir el déficit fiscal.

Se debe considerar que la ley 9635 prevé una cláusula de escape para suspender la aplicación de la regla fiscal, que se activa cuando se declara estado de emergencia nacional y se destina a su atención gasto corriente por un monto igual o mayor a 0.3% del PIB. Bajo estos parámetros, el Gobierno Central podría sobrepasar el techo de 4.67% en el crecimiento del gasto para este año, pero implicaría ampliar el desequilibrio financiero y la proporción de la deuda con respecto al PIB. 

En el mercado cambiario, la disminución en el flujo de turistas limitará la oferta de dólares. Este impacto, si bien es difícil de medir, podría verse atenuado por la menor demanda por dólares que se vislumbra desde el lado de las importaciones ante el fuerte descenso de más del 30% en los precios del petróleo.

Sin embargo, en un escenario en el que se prolongue sustancialmente la volatilidad en los mercados financieros, las disrupciones en las cadenas globales de valor y el menor flujo de turismo extranjero, se podría esperar un avance en el nivel del tipo de cambio hacia valores cercanos a ¢600.

Con base en este entorno económico y en el Programa Macroeconómico del BCCR para el bienio 2020-2021, estas son las proyecciones de BCR Valores para el año 2020:

Crecimiento económico: 1.00% – 1.50%.  Dependiente del tiempo que duren las medidas de aislamiento adoptadas en el país y del tiempo que dure el levantamiento de restricciones a los viajes internacionales.  Dependiente también de la magnitud del impacto en los principales socios comerciales.

Inflación al cierre del 2020: por debajo del nivel medio del rango meta (3% ± 1 p.p) en 2020.

  • Impacto de nuevos impuestos (IVA a servicios) mantendrá presión en el grupo de servicios a lo largo del primer semestre.
  • Baja presión en el grupo de bienes por débil dinamismo económico.
  • Fuerte disminución de precios del petróleo minimiza presiones al alza.

Tipo de cambio: en el rango de ¢565 – ¢600, equivalente a movimientos de entre -1.4% y 4.7%.

  • Menor ingreso de turistas extranjeros durante temporada alta del año implica menor crecimiento de la oferta.
  • Impacto podría ser compensado por menor demanda ante menor precio de petróleo.
  • Volatilidad en mercados financieros globales y magnitud del impacto económico local podría generar tensión en el mercado cambiario y favorecería avance hacia ¢600.

Tasas de interés en colones: aumento de hasta 100 puntos base en la curva soberana en colones en el segundo trimestre del año.

  • Baja inflación genera espacio para menores tasas nominales.
  • Política monetaria expansiva (disminución de TPM y de encaje mínimo legal) ha mantenido holgada la liquidez.
  • Sin embargo, el incremento en la incertidumbre por la crisis sanitaria disminuiría el apetito de riesgo en inversiones financieras.
  • Menor actividad económica y aplazamiento en recolección tributaria afectarán flujo de caja de Gobierno Central.
  • Volatilidad en mercados financieros globales incrementan tasas de interés de deuda soberana en dólares lo que a su vez imponen presión por diferencial de tasas.
  • Esta estimación será revisable de forma mensual y depende de la magnitud del impacto económico y de la extensión de las medidas mitigadoras que se implementen.

Tasas de interés en dólares: aumento de entre 100 y 125 puntos base en la curva soberana en dólares en el segundo trimestre del año.

  • Recursos por $1,430 millones en préstamos de apoyo presupuestario en 2020 se destinarán a atención de la crisis sanitaria.
  • Incremento en la incertidumbre por la crisis sanitaria disminuiría el apetito de riesgo en inversiones financieras.
  • Menor actividad económica y aplazamiento en recolección tributaria afectarán flujo de caja de Gobierno Central.
  • Volatilidad en mercados financieros globales ha incrementado los rendimientos de los eurobonos costarricenses por encima de los bonos del mercado local.
  • Esta estimación será revisable de forma mensual y es dependiente de la magnitud del impacto económico y la extensión de las medidas implementadas.

 

Con base en las expectativas de BCR Valores para el primer semestre de 2020, consideramos que existen oportunidades de inversión en el mercado local y por lo tanto se define una estrategia general para clientes con asesoría de perfil:

  • Conservador: recomendamos bonos cero cupón, tasa variable y tasa fija emitidos por el Ministerio de Hacienda y el BCCR con vencimientos menores a dos años, certificados de depósitos a plazo de bancos públicos, reportos tripartitos vendedor a plazo con subyacente en la misma moneda y fondos de inversión financieros de corto plazo. Se recomienda una concentración máxima por cartera de 50% en títulos emitidos por el Ministerio de Hacienda.
  • Moderado: recomendamos bonos tasa fija y variable en colones emitidos por el Ministerio de Hacienda y el BCCR, certificados de depósito a plazo de bancos públicos y bonos de fideicomisos de titularización. Asimismo, recomendamos incluir fondos de inversión financieros de corto plazo, fondos inmobiliarios y reportos tripartitos vendedor a plazo en la misma moneda del subyacente. Se recomienda una concentración máxima de 50% en títulos emitidos por el Ministerio de Hacienda dentro de la cartera y limitar la duración modificada promedio de esta a 5 años. Adicionalmente, sugerimos exposición a moneda extranjera en un 30% de la cartera y no incluir instrumentos adicionales con duraciones superiores a 3 años.
  • Agresivo: recomendamos bonos tasa fija y variable en colones emitidos por el Ministerio de Hacienda y el BCCR, certificados de depósitos de bancos públicos y privados, fideicomisos de titularización, fondos inmobiliarios y reportos tripartitos vendedor a plazo en la misma moneda del subyacente. Se recomienda una concentración máxima de 50% en títulos emitidos por el Ministerio de Hacienda dentro de la cartera y limitar la duración modificada promedio de esta a 5 años. Adicionalmente, se sugiere una exposición de 50% en moneda extranjera.

Este análisis es el fundamento para diseñar la estrategia general de inversiones del puesto de bolsa y de sus clientes, con base en los emisores e instrumentos aprobados en las políticas de inversión de BCR Valores, para los diferentes perfiles de inversión. El corredor de bolsa deberá ajustar la estrategia general de inversión individualmente, para tomar en cuenta las necesidades y objetivos particulares de cada inversionista. Si el cliente difiere de la estrategia general de inversiones diseñada para cada perfil, podría asumir riesgos mayores a los recomendados por las políticas de inversión de BCR Valores.

 

La información contenida en este informe no constituye asesoría, más bien corresponde a información de tipo general sobre el comportamiento de las variables económicas y del mercado de valores. La asesoría de inversión ajustada a su perfil debe ser canalizada con su corredor de bolsa, por lo tanto, los informes aquí adjuntos son una publicación exclusiva de BCR Valores para uso comercial, y se basan en diferentes fuentes que consideramos fiables, pero no garantizamos su exactitud, veracidad u objetividad. Las opiniones y cifras obtenidas en estos reportes pueden cambiar sin previo aviso, y no implican aseveración de nuestros criterios. Los precios, rendimientos y tipos de cambio son indicativos y no constituyen una oferta, compromiso o solicitud por nuestra parte, y deben corroborarse en el momento de la transacción. Nuestra institución brinda un servicio de asesoramiento y apoyo técnico a sus clientes en sus inversiones; las decisiones, el riesgo de la inversión y el riesgo cambiario corresponden en su totalidad al inversionista. Los lectores deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de esta información. Este reporte no puede ser reproducido o puesto en circulación sin nuestro consentimiento escrito. No nos hacemos responsables de modificaciones efectuadas por terceros. La empresa no se responsabiliza por usos alternativos que se den a la misma. La intención de este reporte no es hacer una oferta o solicitud, ni servir como base para un contrato. Los usuarios deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de la información. 
ver más...

La información contenida en este sitio web no constituye asesoría, más bien corresponde a información de tipo general sobre el comportamiento de las variables económicas y del mercado de valores. La asesoría de inversión ajustada a su perfil debe ser canalizada con su corredor de bolsa, por lo tanto, la información aquí contenida es una publicación exclusiva de BCR Valores para uso comercial, y se basa en diferentes fuentes que consideramos fiables, pero no garantizamos su exactitud, veracidad u objetividad.

Las opiniones y cifras obtenidas en estos reportes pueden cambiar sin previo aviso, y no implican aseveración de nuestros criterios. Los precios, rendimientos y tipos de cambio son indicativos y no constituyen una oferta, compromiso o solicitud por nuestra parte, y deben corroborarse en el momento de la transacción. Nuestra institución brinda un servicio de asesoramiento y apoyo técnico a sus clientes en sus inversiones; las decisiones, el riesgo de la inversión y el riesgo cambiario corresponden en su totalidad al inversionista. Los lectores deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de esta información. Estos reportes no pueden ser reproducidos o puestos en circulación sin nuestro consentimiento escrito. No nos hacemos responsables de modificaciones efectuadas por terceros. La empresa no se responsabiliza por usos alternativos que se den a la misma. La intención de esta información no es hacer una oferta o solicitud, ni servir como base para un contrato. Los usuarios deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de la información.

Dirección: San José, de Plaza Mayor 400 m.sur, Oficentro Torre Cordillera, piso 12.
Teléfonos: (506) 2549-2600 | Fax 2296-3723.
Código de área: 506.
E-mail: bcrvalores@bancobcr.com | Web:www.bcrvalores.com.©2017 BCR Valores Puesto de Bolsa S.A.
Complementary Content
${loading}