Noticias locales

Noticias internacionales

Noticia BCR Valores

Noticia BCR Valores

Análisis de Mercado - Agosto 2020

 

 

Mercado Internacional
 

En Estados Unidos, el mercado laboral siguió dando muestras de recuperación en agosto con la creación de 1.37 millones de nóminas no agrícolas. De estas plazas laborales, alrededor de un millón se concentraron en el sector privado y 29,000 de ellas en la industria manufacturera.

El reporte de empleo para el mes de agosto mostró también la creación de 249,000 empleos en la industria de comercio minorista, como resultado del mayor grado de apertura económica. También se reportaron 78,000 nuevos trabajos en el sector de transporte y almacenamiento, como resultado de la disminución paulatina de restricciones a la movilidad.

En el sector de ocio y hospitalidad se crearon 174,000 nuevas plazas, un número sin embargo inferior a los 621,000 empleos creados en julio.

La expansión en la cantidad de ocupados en agosto hizo disminuir la tasa de desempleo a 8.4% desde 10.2% en julio, al tiempo que la tasa de subempleo disminuyó de 16.5% a 14.2%.

A pesar de la mejoría, las plazas laborales vigentes en agosto fueron aproximadamente 11.5 millones menos que las existentes en febrero, cuando la tasa de desempleo se ubicaba en 3.5%.

La inflación estadounidense medida por el IPC se mantuvo baja, a pesar del repunte desde 0.6% interanual en junio a 1.0% en julio. Al analizar la medición mediante el indicador PCE con exclusión de alimentos y energía, la inflación se situó en 1.3%, alejada del nivel objetivo de la Reserva Federal (Fed) del 2%.

Las discusiones políticas en Estados Unidos en torno a un nuevo programa de estímulo fiscal se mantuvieron inconclusas en agosto, luego de que el oficialismo no aceptara las demandas de la oposición demócrata con respecto al tamaño del paquete (de $2.4 billones).

Desde el frente monetario, sin embargo, sí se generaron desarrollos durante el mes de agosto. Jerome Powell – presidente de la Reserva Federal – informó sobre el nuevo rumbo de su política monetaria, que moverá el enfoque hacia el empleo, lo que en consecuencia podría permitir que la inflación sobrepase por algún tiempo el objetivo de inflación.

Para la Fed, en el nuevo esquema la meta inflacionaria sería más flexible y las decisiones de política monetaria no responderían estrictamente a fórmulas matemáticas, de manera que los niveles inflacionarios podrían permanecer por encima del nivel objetivo por algún tiempo para compensar períodos anteriores en niveles inferiores.

Este nuevo enfoque augura que las tasas de interés de corto plazo podrían permanecer bajas por un período prolongado, dado que muestra la disposición de la Fed a ser paciente antes de endurecer la política monetaria cuando empiecen a manifestarse brotes inflacionarios.

En Europa la inflación tomó una dirección opuesta al leve incremento que se observó en Estados Unidos, y en agosto se registró un descenso que hizo disminuir en 0.2% interanual el índice de precios al consumidor de la zona del euro.

Esta disminución en los precios al consumidor podría estar incorporando un componente importado, producto del fortalecimiento del euro a $1.19 en agosto desde niveles cercanos a $1.12 en junio, lo que produjo una revaluación superior al 6%.

La fortaleza del euro se ha producido a pesar de que el Banco Central Europeo ha continuado implementando una política monetaria laxa y ha inyectado a la economía más de 498,000 millones de euros en el marco del programa de emergencia de compra de bonos ante la pandemia – que tiene un límite máximo de 1.35 billones de euros.

Los mercados accionarios globales continuaron la tendencia alcista en el mes de agosto y se apuntaron ganancias del orden del 7.0% en el S&P 500 y 5.1% en el DAX alemán.

El dólar exhibió una depreciación de 1.52% en agosto al analizar el índice que compara la moneda con una canasta de seis divisas. Esta debilidad se derivó, principalmente, del fortalecimiento mensual del 1.34% en el euro a $1.1936 y del incremento del 2.18% en la libra esterlina a $1.3370.

La recuperación paulatina de la actividad económica siguió apoyando la dinámica alcista de los precios del petróleo. La cotización del crudo WTI se consolidó por encima de la marca de $40 por barril y avanzó 5.0% a $42.61 a finales de agosto. El petróleo Brent subió 3.3% y cerró el mes en $45.28.

Las tasas de interés de los activos a largo plazo en dólares tuvieron un notorio avance en agosto luego de que la Fed fomentara la expectativa de mayores tasas inflacionarias en el futuro. El rendimiento de la nota del Tesoro de 10 años avanzó 18 puntos base desde 0.52% a 0.70%. La misma dinámica se observó en el bono de 30 años, que subió 28 puntos básicos desde 1.19% a 1.47%.

Con base en este contexto internacional, consideramos que existen oportunidades de inversión de acuerdo con la siguiente estrategia general para clientes con asesoría de perfil:

  • Conservador: para este tipo de inversionista recomendamos las inversiones en bonos corporativos con grado de inversión y letras del Tesoro de Estados Unidos con vencimiento máximo a 10 años. Sugerimos duraciones máximas de 5 años en los portafolios con objetivo de crecimiento, 3.5 años en los de objetivo de ingreso y 1 año en los enfocados en liquidez.
  • Moderado: recomendamos incluir bonos soberanos y corporativos internacionales en dólares con calificación crediticia igual o superior a la de Costa Rica, notas del Tesoro de Estados Unidos a plazo máximo de 10 años y diversificar la cartera con exposición a renta variable por medio de ETFs enfocados en la economía europea, el agregado del sector accionario de la Estados Unidos, los sectores de salud, consumo básico y tecnología. Adicionalmente, sugerimos diversificación por medio de ETFs que agrupan bonos con grado de inversión. Sugerimos duraciones máximas de 5 años en los portafolios con objetivo de crecimiento, 4 años en los de objetivo de ingreso y 1.5 años en los de liquidez.
  • Agresivo: recomendamos la inclusión de renta fija soberana y corporativa en dólares con calificación crediticia igual o superior a Costa Rica, notas del Tesoro de Estados Unidos y exposición en ETFs enfocados en la economía europea, el agregado del sector accionario de la zona del euro y Estados Unidos, los segmentos de salud, consumo básico y tecnología. Adicionalmente, sugerimos diversificación por medio de ETFs que agrupan bonos con grado de inversión. Sugerimos duraciones máximas de 10 años en los portafolios con objetivo de crecimiento, 5 años en los de objetivo de ingreso y 2 años en los de liquidez.
 

Mercado Local

Durante el mes de agosto se mantuvo la tendencia alcista iniciada en mayo en el precio del dólar. El tipo de cambio promedio ponderado de Monex aumentó ¢8.55 en el mes a ¢597.87, equivalente a una depreciación mensual del 1.5%.

El movimiento del tipo de cambio generó una depreciación del 4.30% durante los primeros ocho meses del año.

Este aumento en el tipo de cambio se produjo a pesar de que las ventanillas de los intermediarios cambiarios continuaran siendo superavitarias y tuvieran un flujo neto de $71.9 millones en agosto. Sin embargo, la dinámica del precio del dólar podría estar relacionada con la disminución en el volumen de negociación en Monex que pasó de $14.9 millones diarios en agosto de 2019 a $10.0 millones diarios en agosto de 2020.

El índice de precios al consumidor se mantuvo invariado en agosto con respecto al mes anterior, lo que generó una disminución interanual del 0.07%. Esta variación negativa implica dos meses consecutivos de deflación, que se relaciona con la caída del 2.36% en los bienes y servicios regulados como combustibles y tarifas de servicios públicos.

Luego de que la Asamblea Legislativa aprobara el 27 de agosto el Instrumento de Financiamiento Rápido del Fondo Monetario Internacional (FMI) por $504 millones, el Gobierno formalizó los trámites para iniciar conversaciones con el fondo para obtener recursos adicionales.

El Presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero, y el Ministro de Hacienda, Elian Villegas, solicitaron formalmente el 29 de agosto el inicio de negociaciones para obtener un acuerdo de asistencia financiera por 3 años mediante el uso de un Servicio Ampliado del FMI (SAF).

De acuerdo con el Gobierno, el monto del SAF ascendería a $1,750 millones y le ayudaría al país a atender sus necesidades presupuestarias y de balanza de pagos.

Con el paquete se busca conseguir un ancla de política para los planes de consolidación fiscal durante el período necesario para alcanzar un superávit primario y colocar la deuda en una trayectoria descendente. Al mismo tiempo, el Gobierno menciona en la carta de solicitud del programa que el apoyo presupuestario es necesario para asegurar una recuperación económica vigorosa luego de la pandemia y una mayor trayectoria de crecimiento económico en el mediano plazo.

El acceso a este crédito es fundamental para las finanzas públicas costarricenses, que han mostrado un desequilibrio creciente en los últimos años y que se ha incrementado a causa de la desaceleración económica producida por la pandemia.

Para acceder a estos fondos, el país deberá comprometerse a aplicar políticas enfocadas a superar sus problemas económicos y estructurales. El acuerdo con el Fondo, así como la legislación necesaria para apuntalar las finanzas públicas, deberá ser aprobado por el poder legislativo.

Si bien el crédito permitirá financiar una porción relativamente pequeña del presupuesto de 2021, su principal función será servir de apoyo para fortalecer la perspectiva de mediano plazo de la deuda pública y generar confianza en el mercado financiero para favorecer el ingreso de recursos adicionales por concepto de empréstitos de otras instituciones financieras internacionales o emisión de bonos en mercados externos a costos inferiores a los del mercado local.

El Ministerio de Hacienda entregó el 1º de setiembre el proyecto de ley del presupuesto para el año 2021 a la Asamblea Legislativa, que tendrá tiempo hasta el 30 de noviembre para aprobarlo.

El presupuesto para el próximo año asciende a ¢11.4 billones que serán financiados en su mayoría (54.9%) mediante la emisión de deuda. El monto contempla una disminución de ¢368.6 millones (-5.3%) en el gasto primario, sin embargo, al considerar el pago de intereses, el presupuesto muestra un incremento del 4.8% con respecto al de 2020.

El servicio de la deuda es el principal rubro de gastos de este presupuesto, con  ¢4.8 billones o 42.3% del total, seguido por el gasto en el poder ejecutivo (ministerios, órganos desconcentrados y presidencia) con un 42.6% y por un 10.0% en pensiones.

De acuerdo con el Ministerio de Hacienda, el presupuesto será financiado – además de por el 54.9% en endeudamiento – en un 14.7% por ingresos por concepto de IVA, 14.2% por impuesto sobre la renta, 4.5% por impuesto a los combustibles, 1.3% por impuesto selectivo de consumo y 8.9% por otros ingresos.

Una recuperación económica más lenta a la proyectada por el Ministerio de Hacienda podría conducir a una menor recaudación tributaria, lo que consecuentemente ampliaría el déficit presupuestario a más del 9.9% del PIB.

Si se materializara este riesgo, el monto que el Gobierno Central debería asumir como deuda en 2021 superaría la estimación de ¢6.28 billones y podría presionar al alza las tasas de interés del mercado local.

Este alto nivel de endeudamiento en 2021 obligará al Gobierno a continuar buscando fuentes alternativas de financiamiento – como empréstitos con instituciones financieras internacionales o eurobonos – que desahoguen la carga sobre el mercado local, que en condiciones normales podría financiar alrededor de ¢3.5 billones en un año a un costo similar al vigente actualmente en el mercado.

Con base en este entorno económico y en la revisión del Programa Macroeconómico del BCCR para el bienio 2020-2021, estas son las proyecciones de BCR Valores para el año 2020:

  • Actividad económica: -4.50% a -5.50%.
    • Dependiente del tiempo que duren las medidas de aislamiento adoptadas en el país y del tiempo que dure el levantamiento de restricciones a los viajes internacionales.
    • Dependiente también de la magnitud del impacto en los principales socios comerciales.

                                                                                                                        

  • Inflación al cierre del 2020: por debajo del 2%.
    • A partir del segundo semestre se elimina el Impacto interanual generado por la inclusión del IVA a servicios.
    • Baja presión en el grupo de bienes por contracción económica.
    • Fuerte disminución de precios del petróleo minimiza presiones al alza.

 

  • Tipo de cambio: en el rango de ¢565 – ¢600, equivalente a movimientos de entre -1.4% y 4.7%.
    • Freno a entrada de turistas extranjeros durante primer semestre implica menor oferta de dólares.
    • Impacto podría ser compensado por menor demanda ante menor precio de petróleo y disminución de las importaciones.
    • Volatilidad en mercados financieros globales y magnitud del impacto económico local podría generar tensión en el mercado cambiario y favorecer avance hacia ¢600.

 

  • Tasas de interés en colones: volatilidad entre -50 y +100 puntos base a lo largo del segundo semestre del año.
    • Incremento en la incertidumbre por la crisis sanitaria ha disminuido el apetito de riesgo en inversiones financieras con duraciones superiores a 5 años.
    • Sin embargo, la holgura en la liquidez le seguiría facilitando al Gobierno Central el acceso a fondeo, principalmente en emisiones de corto plazo.
    • Contracción económica y aplazamiento en recolección tributaria afectarán flujo de caja de Gobierno Central.
    • Volatilidad en mercados financieros globales incrementó tasas de interés de deuda soberana en dólares, lo que a su vez impone presión por diferencial de tasas.
    • El mayor nivel de tasas en dólares llevaría al Gobierno Central a depender de fondeo en colones.
    • Se generaría presión sobre las tasas de captación si su gestión de deuda no le permite anticipar las mayores necesidades de recursos para el último bimestre del año.

 

  • Tasas de interés en dólares: disminución de entre 50 y 100 puntos base en la curva soberana en dólares en el segundo semestre del año.
    • Se proyecta el ingreso de más de $2,000 millones en préstamos de apoyo presupuestario en el segundo semestre de 2020.
    • Estos recursos cubren los requerimientos por vencimientos para el resto del año.
    • Se prevé volumen bajo de emisión de deuda en dólares durante el segundo semestre.
    • La disminución en la oferta de títulos en dólares en circulación en el mercado secundario, aunado al incremento de más de 100 puntos base en la rentabilidad media acumulada en la primera parte del año, favorecería una caída de los rendimientos.

 

Con base en las expectativas de BCR Valores para el primer semestre de 2020, consideramos que existen oportunidades de inversión en el mercado local y por lo tanto se define una estrategia general para clientes con asesoría de perfil:

  • Conservador: recomendamos bonos cero cupón, tasa variable y tasa fija emitidos por el Ministerio de Hacienda y el BCCR con vencimientos menores a dos años, certificados de depósitos a plazo de bancos públicos, reportos tripartitos vendedor a plazo con subyacente en la misma moneda y fondos de inversión financieros de corto plazo. Se recomienda una concentración máxima por cartera de 50% en títulos emitidos por el Ministerio de Hacienda.
  • Moderado: recomendamos bonos tasa fija y variable en colones emitidos por el Ministerio de Hacienda y el BCCR, certificados de depósito a plazo de bancos públicos y bonos de fideicomisos de titularización. Asimismo, recomendamos incluir fondos de inversión financieros de corto plazo y reportos tripartitos vendedor a plazo en la misma moneda del subyacente. Se recomienda una concentración máxima de 50% en títulos emitidos por el Ministerio de Hacienda dentro de la cartera y limitar la duración modificada promedio de esta a 5 años. Adicionalmente, sugerimos exposición a moneda extranjera en un 30% de la cartera y no incluir instrumentos adicionales con duraciones superiores a 5 años.
  • Agresivo: recomendamos bonos tasa fija y variable en colones emitidos por el Ministerio de Hacienda y el BCCR, certificados de depósitos de bancos públicos y privados, fideicomisos de titularización y reportos tripartitos vendedor a plazo en la misma moneda del subyacente. Se recomienda una concentración máxima de 50% en títulos emitidos por el Ministerio de Hacienda dentro de la cartera y limitar la duración modificada promedio de esta a 5 años. Adicionalmente, se sugiere una exposición de 50% en moneda extranjera.

Este análisis es el fundamento para diseñar la estrategia general de inversiones del puesto de bolsa y de sus clientes, con base en los emisores e instrumentos aprobados en las políticas de inversión de BCR Valores, para los diferentes perfiles de inversión. El corredor de bolsa deberá ajustar la estrategia general de inversión individualmente, para tomar en cuenta las necesidades y objetivos particulares de cada inversionista. Si el cliente difiere de la estrategia general de inversiones diseñada para cada perfil, podría asumir riesgos mayores a los recomendados por las políticas de inversión de BCR Valores.

 

La información contenida en este informe no constituye asesoría, más bien corresponde a información de tipo general sobre el comportamiento de las variables económicas y del mercado de valores. La asesoría de inversión ajustada a su perfil debe ser canalizada con su corredor de bolsa, por lo tanto, los informes aquí adjuntos son una publicación exclusiva de BCR Valores para uso comercial, y se basan en diferentes fuentes que consideramos fiables, pero no garantizamos su exactitud, veracidad u objetividad. Las opiniones y cifras obtenidas en estos reportes pueden cambiar sin previo aviso, y no implican aseveración de nuestros criterios. Los precios, rendimientos y tipos de cambio son indicativos y no constituyen una oferta, compromiso o solicitud por nuestra parte, y deben corroborarse en el momento de la transacción. Nuestra institución brinda un servicio de asesoramiento y apoyo técnico a sus clientes en sus inversiones; las decisiones, el riesgo de la inversión y el riesgo cambiario corresponden en su totalidad al inversionista. Los lectores deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de esta información. Este reporte no puede ser reproducido o puesto en circulación sin nuestro consentimiento escrito. No nos hacemos responsables de modificaciones efectuadas por terceros. La empresa no se responsabiliza por usos alternativos que se den a la misma. La intención de este reporte no es hacer una oferta o solicitud, ni servir como base para un contrato. Los usuarios deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de la información. 
ver más...

La información contenida en este sitio web no constituye asesoría, más bien corresponde a información de tipo general sobre el comportamiento de las variables económicas y del mercado de valores. La asesoría de inversión ajustada a su perfil debe ser canalizada con su corredor de bolsa, por lo tanto, la información aquí contenida es una publicación exclusiva de BCR Valores para uso comercial, y se basa en diferentes fuentes que consideramos fiables, pero no garantizamos su exactitud, veracidad u objetividad.

Las opiniones y cifras obtenidas en estos reportes pueden cambiar sin previo aviso, y no implican aseveración de nuestros criterios. Los precios, rendimientos y tipos de cambio son indicativos y no constituyen una oferta, compromiso o solicitud por nuestra parte, y deben corroborarse en el momento de la transacción. Nuestra institución brinda un servicio de asesoramiento y apoyo técnico a sus clientes en sus inversiones; las decisiones, el riesgo de la inversión y el riesgo cambiario corresponden en su totalidad al inversionista. Los lectores deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de esta información. Estos reportes no pueden ser reproducidos o puestos en circulación sin nuestro consentimiento escrito. No nos hacemos responsables de modificaciones efectuadas por terceros. La empresa no se responsabiliza por usos alternativos que se den a la misma. La intención de esta información no es hacer una oferta o solicitud, ni servir como base para un contrato. Los usuarios deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de la información.

Dirección: San José, de Plaza Mayor 400 m.sur, Oficentro Torre Cordillera, piso 12.
Teléfonos: (506) 2549-2600 | Fax 2296-3723.
Código de área: 506.
E-mail: bcrvalores@bancobcr.com | Web:www.bcrvalores.com.©2017 BCR Valores Puesto de Bolsa S.A.
Complementary Content
${loading}