Noticia BCR Valores

Análisis de Mercado - Abril 2019

 

 

 Mercado Internacional

 

A lo largo del mes de marzo, los acontecimientos económicos internacionales más relevantes estuvieron relacionados con las medidas adoptadas por los bancos centrales de Estados Unidos y Europa, así como con la complicada salida del Reino Unido de la Unión Europea.

En primera instancia, el Banco Central Europeo (BCE) anunció el 7 de marzo – tal como se anticipaba – que mantiene su tasa de interés aplicable a las operaciones principales de financiamiento en 0.0%, mientras las tasas de la facilidad de depósito y facilidad marginal de crédito permanecerán en -0.40% y 0.25%. La novedad, sin embargo, provino del cambio en la fecha en la que espera aplicar el primer incremento en tasas de interés, pues pasó del tercer trimestre a finales de 2019. Adicionalmente, el BCE anunció la introducción a partir de setiembre de inyecciones de liquidez a largo plazo, como mecanismo para fortalecer el crédito bancario a proyectos empresariales y de consumo.

El BCE actualizó también sus previsiones de crecimiento económico para la eurozona, que resultaron en un recorte de 60 puntos básicos en el crecimiento económico proyectado de 2019 a 1.1% y un debilitamiento de la inflación a 1.2% hacia finales de año desde el 1.4% de marzo.

Posteriormente, el 20 de marzo, el Comité Federal de Mercados Abiertos de la Reserva Federal (Fed) decidió mantener la tasa de interés objetivo de fondos federales en el rango de 2.25% a 2.50%, luego de reconocer que a pesar de que el mercado laboral permanece fuerte, el crecimiento de la actividad económica ha bajado su ritmo. Al mismo tiempo, a criterio de la Fed, las presiones inflacionarias han disminuido como resultado de los menores precios de energía, y como consecuencia reiteró su intención de ser paciente para determinar los ajustes futuros en la tasa de interés.

La Fed varió también sus proyecciones económicas a la baja y ahora estima un crecimiento económico del 2.1% en 2019, frente al 2.3% inicialmente pronosticado. Sin embargo, el mayor cambio se dio en las proyecciones de tasas de interés, al pasar de una estimación de dos incrementos de 25 puntos base en el año a ningún incremento durante 2019 y un único aumento en 2020.

Las proyecciones de la Fed y las manifestaciones de su presidente, Jerome Powell, alentaron los mercados financieros a proyectar un escenario de tasas de interés estables a lo largo de 2019 y 2020, y llevaron la tasa de interés de la nota del Tesoro a 10 años a niveles mínimos de 2.37% mientras el bono de 30 años bajó a 2.81%.

El precio del barril de petróleo WTI experimentó un incremento de 5.10% a lo largo del mes y del 32% a lo largo del primer trimestre, lo que le ha permitido alcanzar la marca de $60 por barril y recuperar una parte importante de la caída en precio que sufrió durante el último trimestre del año anterior. El incremento en los precios del petróleo WTI y Brent se ha visto relacionado con las perspectivas de sanciones adicionales en contra de productores importantes como Irán y Venezuela, y al recorte en la oferta de miembros de la OPEP como Arabia Saudita.

En el Reino Unido la incertidumbre sobre su salida de la Unión Europea (UE) se mantuvo a lo largo del mes de marzo y su parlamento no logró aprobar el acuerdo de salida bajo el cual debía abandonar la UE a partir del 29 de marzo. Al contrario, la UE otorgó una extensión hasta el 12 de abril para que la Cámara de los Comunes británica apruebe el acuerdo. Si este se concreta, habrá un período de transición hasta el 22 de mayo,  de lo contrario se podría dar una salida “dura” o sin acuerdo a partir del 13 de abril que traería consecuencias económicas negativas para el Reino Unido.

China mantuvo su disposición para abordar una salida a las tensiones comerciales con Estados Unidos, al tiempo que anunció la ampliación de los estímulos fiscales para sostener el crecimiento económico por encima del 6% en 2019. Además de los recortes en los impuestos a las empresas, anunciaron la reactivación en los préstamos al sector empresarial y el incremento en la inversión pública en infraestructura.

Con base en este contexto internacional, consideramos que existen oportunidades de inversión de acuerdo con la siguiente estrategia general para clientes con asesoría de perfil:

  • Conservador: para este tipo de inversionista recomendamos las inversiones en bonos corporativos con grado de inversión de menos de un año al vencimiento y letras del Tesoro de Estados Unidos a menos de un año al vencimiento.
  • Moderado: recomendamos incluir bonos soberanos y corporativos internacionales en dólares con calificación crediticia igual o superior a la de Costa Rica y plazos máximos al vencimiento de 3 años, notas del Tesoro de Estados Unidos a plazo máximo de 10 años y diversificar la cartera con exposición a renta variable por medio de ETFs enfocados en el sector global de la economía de Estados Unidos, mercados emergentes, las empresas de mediana y baja capitalización estadounidense, así como los sectores de servicios financieros, salud, consumo básico, empresas de mediana y baja capitalización y tecnología.
  • Agresivo: recomendamos la inclusión de renta fija soberana y corporativa en dólares con calificación crediticia igual o superior a Costa Rica y plazos máximos al vencimiento de 5 años, notas del Tesoro de Estados Unidos a plazo máximo de 10 años y exposición en ETFs enfocados en el agregado del sector accionario de Estados Unidos, mercados emergentes, las empresas de mediana y baja capitalización estadounidense y en los segmentos de servicios financieros, salud, consumo básico, empresas de mediana y baja capitalización y tecnología.

 

 

Mercado Local

La inflación medida por el índice de precios al consumidor mantuvo la tendencia a la baja iniciada en enero y cerró el primer trimestre en 1.42% interanual, luego de que el nivel de precios cayera 0.14% durante el mes de marzo. Esta caída en la valoración de la canasta de bienes y servicios estuvo relacionada con la disminución en los precios de automóviles, boletos aéreos y huevos.

Con esta baja variación interanual de los precios se acumularon tres meses consecutivos con inflación por debajo del rango objetivo del Banco Central (BCCR). La débil presión inflacionaria motivó al BCCR a recortar a partir del 28 de marzo su tasa de política monetaria (TPM) en 25 puntos base a 5.0%. A criterio del BCCR los riesgos a la baja de la inflación (entras las que enumera el bajo crecimiento de la actividad económica y el alto desempleo) superan los riesgos al alza (cambio en canasta básica, incrementos en precios del petróleo e introducción del IVA). Adicionalmente, el alto volumen de captaciones en dólares del Ministerio de Hacienda durante el primer trimestre han fortalecido las reservas monetarias y esto contribuiría a contener las expectativas cambiarias.

El tipo de cambio promedio ponderado en Monex disminuyó ¢7.84 a lo largo de marzo a ¢599.23, movimiento que equivale a una apreciación de 1.3%. El tipo de cambio alcanzó el valor mínimo de ¢596.34 el 18 de marzo y tuvo un nivel máximo de ¢610.50 el 22 de marzo. El monto promedio diario negociado aumentó a $16.8 millones, con el máximo de $35.8 millones el día 14 de marzo. Este incremento en el volumen y la disminución en el tipo de cambio promedio se relacionan con condiciones temporales, específicamente con la fecha límite de pago del impuesto sobre la renta.

Adicionalmente, se vio un fuerte volumen de captaciones por parte del Ministerio de Hacienda, especialmente en títulos denominados en dólares. A lo largo del mes, las colocaciones en subasta y ventanilla con títulos en esta moneda con vencimientos en los años 2024, 2026 y 2029 superaron los $1,000 millones, cifra comparable con el tamaño de una emisión de deuda externa. Adicionalmente, al considerar los montos asignados durante los meses de enero y febrero se contabiliza una captación total en dólares de $1,316 millones, y al sumar las asignaciones en colones se alcanza alrededor de ¢1.22 billones, lo que deja al Gobierno muy cerca de completar los ¢1.4 billones que tiene como meta captar en el mercado bursátil a lo lardo del primer semestre.

El flujo de caja del Gobierno Central también se ha visto beneficiado por los ingresos tributarios, que al mes de febrero se expandieron un 16.3% con respecto al año anterior. Dentro de esta partida sobresale el crecimiento del 56.1% en la recaudación por impuesto sobre la renta, como consecuencia del aprovechamiento de la amnistía tributaria.

Sin embargo, los gastos totales aumentaron un 14.9%, como producto de la expansión de 298.5% en transferencias de capital para proyectos de infraestructura y del 40.5% por concepto de intereses.

Este crecimiento en el servicio de la deuda surge como consecuencia del aumento del saldo de la deuda pública y del incremento en la tasa de interés. Si bien el Gobierno logró un flujo importante de captaciones en dólares a lo largo del mes de marzo, estas han tenido un costo superior al 9%, elevado al compararlo con las condiciones un año atrás o con otros países de la región.

Si bien durante los primeros tres meses del año se dieron disminuciones de entre 50 y 86 puntos base en los rendimientos de los títulos con vencimientos entre 2020 y 2022, se empezó a notar también un empinamiento de la curva soberana en dólares como consecuencia del incremento en el rendimiento de los títulos con más de 4 años de duración. En esta línea, los rendimientos de los títulos con vencimiento en 2024 superaron el 9% y en las últimas subastas de marzo se asignaron rendimientos de 9.44% y 9.75% para títulos con vencimiento en 2026 y 2029, respectivamente.

Las necesidades de fondeo del Gobierno y la imposibilidad de colocar títulos en mercados internacionales hasta tanto no se autorice la emisión de eurobonos ha obligado al Ministerio de Hacienda a seguir incrementando el costo de su deuda. Sin embargo, esperamos que en el segundo semestre se logre la autorización para la emisión de deuda externa por un monto cercano a $1,500 millones, lo que generaría un efecto positivo en la confianza de los inversionistas del mercado local y ayudaría a disminuir la presión de captación en mercado primario. De esta forma, se podría ver una mayor circulación de los títulos vigentes en el mercado secundario, lo que favorecería un retorno gradual hacia los niveles de rentabilidad vigentes a inicios de 2018.

Con base en este entorno económico y en el Programa Macroeconómico del BCCR para el bienio 2019-2020, estas son las proyecciones de BCR Valores para el I Semestre de 2019:

  • Crecimiento económico: 3.0%
    • En línea con las expectativas de crecimiento mundial
    • Similar a la expansión de 2018.

 

  • Inflación al cierre del 2019: cercana al 3%.
    • Impacto de depreciación del colón.
    • Impacto de nuevos impuestos (IVA a servicios) a partir del segundo semestre.

 

  • Tipo de cambio: en el rango de 610 – 635 al cierre del 2019, equivalente a una depreciación anual máxima del 4.2%.
    • Recorte de calificación crediticia limitaría flujo de inversión extranjera.
    • RMI disminuirán en 2019 por pago de préstamo del FLAR.

 

  • Tasas de interés en colones: aumento entre 50 y 100 puntos base en la curva soberana en colones en el primer semestre del 2019.
    • Brecha fiscal creciente.
    • Flujo de caja limitado hasta entrada en vigencia del IVA en el segundo semestre.
    • Rendimiento proyectado de reforma fiscal no cerraría el déficit ni frenaría aumento de deuda como proporción del PIB.

 

  • Tasas de interés en dólares: aumento máximo de 50 puntos base en la curva soberana de rendimientos.
    • Tasas actuales pagan un premio considerable sobre tasas internacionales.
    • Tasas de interés internacionales tendrían menor crecimiento este año.
    • Acceso a mercado internacional limitaría el crecimiento en tasas de mercado local.

 

Con base en las expectativas de BCR Valores para el primer semestre de 2019, consideramos que existen oportunidades de inversión en el mercado local y por lo tanto se define una estrategia general para clientes con asesoría de perfil:

  • Conservador: recomendamos bonos cero cupón y tasa fija emitidos por el Ministerio de Hacienda y el BCCR con vencimiento a un año y tasa ajustable con vencimiento máximo a tres años, certificados de depósitos a plazo de bancos públicos, reportos tripartitos vendedor a plazo con subyacente en la misma moneda y fondos de inversión financieros de corto plazo. Se recomienda una concentración máxima de 50% en títulos emitidos por el Ministerio de Hacienda dentro de la cartera.

 

  • Moderado: recomendamos bonos tasa fija y variable en colones emitidos por el BCCR, certificados de depósito a plazo de bancos públicos y bonos de fideicomisos de titularización. Asimismo, recomendamos incluir fondos de inversión financieros de corto plazo, fondos inmobiliarios y reportos tripartitos vendedor a plazo en la misma moneda del subyacente. Se recomienda una concentración máxima de 50% en títulos emitidos por el Ministerio de Hacienda dentro de la cartera y limitar su duración modificada promedio a 3.5 años. Adicionalmente, sugerimos exposición a moneda extranjera en un 30% de la cartera.

 

  • Agresivo: recomendamos bonos tasa fija y variable en colones emitidos por el BCCR, certificados de depósitos de bancos públicos y privados, fideicomisos de titularización, fondos inmobiliarios y reportos tripartitos vendedor a plazo en la misma moneda del subyacente. Se recomienda una concentración máxima de 50% en títulos emitidos por el Ministerio de Hacienda dentro de la cartera y limitar su duración modificada promedio a 3.5 años. Adicionalmente, se sugiere una exposición de 50% en moneda extranjera.

 

Este análisis es el fundamento para diseñar la estrategia general de inversiones del puesto de bolsa y de sus clientes, con base en los emisores e instrumentos aprobados en las políticas de inversión de BCR Valores, para los diferentes perfiles de inversión. El corredor de bolsa deberá ajustar la estrategia general de inversión individualmente, para tomar en cuenta las necesidades y objetivos particulares de cada inversionista. Si el cliente difiere de la estrategia general de inversiones diseñada para cada perfil, podría asumir riesgos mayores a los recomendados por las políticas de inversión de BCR Valores.

 

La información contenida en este informe no constituye asesoría, más bien corresponde a información de tipo general sobre el comportamiento de las variables económicas y del mercado de valores. La asesoría de inversión ajustada a su perfil debe ser canalizada con su corredor de bolsa, por lo tanto, los informes aquí adjuntos son una publicación exclusiva de BCR Valores para uso comercial, y se basan en diferentes fuentes que consideramos fiables, pero no garantizamos su exactitud, veracidad u objetividad. Las opiniones y cifras obtenidas en estos reportes pueden cambiar sin previo aviso, y no implican aseveración de nuestros criterios. Los precios, rendimientos y tipos de cambio son indicativos y no constituyen una oferta, compromiso o solicitud por nuestra parte, y deben corroborarse en el momento de la transacción. Nuestra institución brinda un servicio de asesoramiento y apoyo técnico a sus clientes en sus inversiones; las decisiones, el riesgo de la inversión y el riesgo cambiario corresponden en su totalidad al inversionista. Los lectores deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de esta información. Este reporte no puede ser reproducido o puesto en circulación sin nuestro consentimiento escrito. No nos hacemos responsables de modificaciones efectuadas por terceros. La empresa no se responsabiliza por usos alternativos que se den a la misma. La intención de este reporte no es hacer una oferta o solicitud, ni servir como base para un contrato. Los usuarios deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de la información. 

 

[1] Esta proyección supone que en 2019 no entran en vigencia los nuevos impuestos al valor agregado estipulados en el proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas. La implementación de estos podría implicar un incremento adicional en el IPC del orden de 2 a 4 puntos porcentuales.

 
 

 

 

 

 

 

 

 

La información contenida en este sitio web no constituye asesoría, más bien corresponde a información de tipo general sobre el comportamiento de las variables económicas y del mercado de valores. La asesoría de inversión ajustada a su perfil debe ser canalizada con su corredor de bolsa, por lo tanto, la información aquí contenida es una publicación exclusiva de BCR Valores para uso comercial, y se basa en diferentes fuentes que consideramos fiables, pero no garantizamos su exactitud, veracidad u objetividad.

Las opiniones y cifras obtenidas en estos reportes pueden cambiar sin previo aviso, y no implican aseveración de nuestros criterios. Los precios, rendimientos y tipos de cambio son indicativos y no constituyen una oferta, compromiso o solicitud por nuestra parte, y deben corroborarse en el momento de la transacción. Nuestra institución brinda un servicio de asesoramiento y apoyo técnico a sus clientes en sus inversiones; las decisiones, el riesgo de la inversión y el riesgo cambiario corresponden en su totalidad al inversionista. Los lectores deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de esta información. Estos reportes no pueden ser reproducidos o puestos en circulación sin nuestro consentimiento escrito. No nos hacemos responsables de modificaciones efectuadas por terceros. La empresa no se responsabiliza por usos alternativos que se den a la misma. La intención de esta información no es hacer una oferta o solicitud, ni servir como base para un contrato. Los usuarios deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de la información.

Dirección: San José, de Plaza Mayor 400 m.sur, Oficentro Torre Cordillera, piso 12.
Teléfonos: (506) 2549-2600 | Fax 2296-3723.
Código de área: 506.
E-mail: bcrvalores@bancobcr.com | Web:www.bcrvalores.com.©2017 BCR Valores Puesto de Bolsa S.A.