Noticia BCR Valores

Análisis de Mercado - Junio 2021

 

 

Mercado Internacional

Estados Unidos sumó 559,000 empleos a su economía en el mes de mayo, lo que hizo disminuir la tasa de desempleo del 6.1% al 5.8%, el nivel mínimo desde abril de 2020 cuando se disparó por la pandemia a 14.80%.

El avance en la contratación de personal en mayo estuvo guiado por la industria de ocio y hospitalidad que contrató a 292,000 empleados. De ellos, alrededor de 195,000 fueron contratados en bares y restaurantes, sector que ha manifestado abiertamente la dificultad que experimenta recientemente para sumar empleados.

Este desafío para conseguir trabajadores en algunas industrias podría estar relacionado con el incentivo ‘perverso’ que generan los generosos subsidios por desempleo o con una desalineación entre las calificaciones técnicas requeridas por las empresas y las exhibidas por los postulantes. Este reto por conseguir capital humano, a su vez, ha contribuido al avance en los salarios, que en mayo experimentaron un incremento interanual del 2% en las remuneraciones por hora.

Si bien el desempeño del mercado laboral en mayo superó lo observado en abril, Estados Unidos tiene todavía 7.6 millones de desempleados más que antes de la pandemia, lo que significa que al ritmo actual de creación de empleo se necesitarían 14 meses para volver a las condiciones de inicios de 2020.

Bajo este panorama, entendiendo que la Reserva Federal (Fed) busca fijar su política monetaria con mayor énfasis relativo en el empleo que en la inflación, se podría esperar que no haya ningún cambio en el nivel de las tasas de interés en los próximos 12 meses.

Sin embargo, la Fed se ha mantenido atenta a la dinámica inflacionaria reciente, que llevó la variación interanual del IPC a 4.2% en abril y podría haberla hecho subir a 4.7% en mayo. En su criterio este comportamiento es esperable al comparar los precios del contexto actual de reapertura económica y mayor consumo contra los de hace un año cuando la producción se paralizó por los cierres sanitarios y el congelamiento de la demanda por la incertidumbre de los consumidores.

La Fed, observa también el potencial impacto en la inflación de los masivos programas de estímulo monetario y fiscal, y empezó a dar señales de apertura para evaluar la retracción de algunos de ellos.

En particular, la Fed anunció a inicios de junio su plan para empezar a vender de forma gradual un portafolio compuesto por deuda corporativa que adquirió a través de una facilidad de préstamos de emergencia en 2020.

La cartera tiene un valor total cercano a los $13,700 millones y se compone de ETF y bonos corporativos. La Fed pretende iniciar el proceso con la venta de los ETF y continuar en el segundo semestre de 2021 con un proceso gradual y ordenado de venta de bonos que minimice el potencial de cualquier impacto adverso en las condiciones del mercado.

En Europa, la recuperación económica avanza firmemente pero a un ritmo menos acelerado que en Estados Unidos, condicionada por una menor velocidad en la campaña de vacunación y de retiro de restricciones sanitarias.

La actividad económica de los países de la eurozona, aproximada por los niveles de los índices PMI, denota un sólido repunte en la industria manufacturera y en el sector de servicios. La recuperación del mercado laboral, sin embargo, ha sido menos pronunciada y la tasa de desempleo en la eurozona disminuyó apenas marginalmente a 8.0% en abril desde 8.1% un mes atrás.

De forma paralela, la inflación en la eurozona muestra un nivel inferior al exhibido en Estados Unidos. La variación interanual del IPC en mayo se ubicó en 2.0% a pesar del crecimiento explosivo de las ventas minoristas, que avanzaron 23.9% interanual en abril.

A lo largo del mes de mayo se observó una mayor volatilidad en los mercados accionarios, que frenó parcialmente el impulso alcista que se arrastraba de los dos meses anteriores. En esta línea, el índice S&P 500 subió 0.55% y el Dow Jones 1.93%, mientras que el Nasdaq bajó 1.53% después de que en abril avanzara más de 5%.

En renta fija hubo una disminución de 3 puntos básicos en la rentabilidad de la nota del Tesoro de 10 años a 1.59%, mientras que el bono de 30 años cerró el mes prácticamente sin variación en 2.28%.

El índice del dólar, que mide su desempeño frente a una canasta de 6 monedas, disminuyó 1.59% en mayo como consecuencia del fortalecimiento del 1.72% en el euro a $1.2227 y del 2.82% en la libra esterlina a $1.4212.  

El precio del barril de petróleo WTI subió 4.47% en el mes a $66.32 mientras que el oro avanzó 7.79% a  $1,906.87 por onza.

Con base en este contexto internacional, consideramos que existen oportunidades de inversión acordes con su perfil de riesgo y objetivo de inversión. Su corredor de bolsa le brindará asesoría personalizada enmarcada en la política de inversión de BCR Valores.


Mercado Local

El tipo de cambio promedio ponderado de Monex avanzó 0.9% durante el mes de mayo y terminó en ¢620.20. Este movimiento representa un aumento del 0.8% en el año, que se ha presentado a pesar del superávit de dólares en el mercado minorista (ventanillas).

El volumen de negociación en Monex durante el mes disminuyó 4.4% a $373.7 millones, equivalente a un promedio de $18.7 millones diarios. Al mismo tiempo, las ventanillas de los intermediarios cambiarios continuaron siendo superavitarias a pesar de disminuir en 10.5% el monto neto mensual absorbido a $201 millones.

El rasgo más distintivo del mercado cambiario en 2021 con respecto a otros años es la fuerte demanda de dólares por parte del sector público no bancario, compuesto por el Gobierno Central e instituciones autónomas, a quienes el BCCR les ha hecho ventas netas acumuladas en el año por $1,535 millones de dólares (contra $683 millones en el mismo período de 2020).

La inflación interanual en mayo avanzó a 1.34% desde 1.21% un mes atrás. Este incremento interanual en el índice de precios al consumidor (IPC) se dio a pesar de la leve caída mensual del 0.01%.

El comportamiento del IPC en 2021 es consistente con el debilitamiento en los precios durante los meses de abril y mayo de 2020. La mayor apertura de actividades económicas a partir de finales de 2020 y el incremento en la movilidad social ha empujado al alza precios como los de combustibles, boletos aéreos y paquetes turísticos.

Los más recientes datos de actividad económica indican que la producción tuvo un crecimiento interanual del 3.9% en marzo, más de 10 puntos porcentuales por encima del desempeño del índice mensual de actividad económica (IMAE) de marzo de 2020 (-6.2%).

Esta recuperación parcial no logra cerrar la brecha creada por la pandemia durante el segundo trimestre de 2020 y tampoco es homogénea entre industrias. Mientras actividades como la manufacturera y comercial lideran el rebote con crecimientos del 3.7% y 2.1%, respectivamente, industrias como las de alojamiento y restaurantes y construcción siguen sufriendo contracciones de 18.5% y 8.1%, respectivamente.

Las cifras fiscales acumuladas a abril evidencian una continuación en la mejoría del lado de los ingresos totales acumulados en el año, tras avanzar 31.2% con respecto a 2020. El aumento se deriva principalmente de la mayor recaudación por concepto de impuesto a las utilidades (+24.7%) y del impuesto al valor agregado (+18.5%).  

También se observan fuertes incrementos en las contribuciones sociales y en los ingresos no tributarios como consecuencia de la incorporación a partir de 2021 de órganos desconcentrados en el presupuesto del Gobierno Central.

Los gastos totales acumulados en el año han disminuido su ritmo de crecimiento interanual a 8.2% en abril desde 10.9% en marzo. Las remuneraciones representan el mayor concepto de egresos y subieron 5.5% interanual a ¢920,671 millones. El segundo rubro en importancia es el de intereses, que avanzó 13.0% a ¢697,495 millones.

El acentuado incremento en la recaudación y el menor crecimiento de los gastos han influido en una caída del déficit financiero a 1.2% del PIB en abril de 2021 desde 2.2% en el mismo período del año anterior. Paralelamente, ha producido un superávit primario del 0.6% en 2021 mientras en 2020 se observaba un déficit del 0.5% del PIB.

El financiamiento de este déficit durante los primeros 5 meses del año ha salido del mercado bursátil local. En este período, el Ministerio de Hacienda emitió deuda interna por un monto cercano a ¢1.9 billones, monto superior a su objetivo de ¢1.8 billones fijado para el primer semestre.

El 92% del monto captado está denominado en colones y se ha concentrado mayoritariamente en títulos de tasa fija con vencimientos en los años 2028 (¢580,855 millones) y 2026 (¢319,310 millones).

En el mes de mayo se mantuvo la presión compradora producida por la holgada liquidez en colones y se vio reflejada en la disminución promedio de 30 puntos básicos en la curva de rendimientos de títulos emitidos por el Ministerio de Hacienda. Este ajuste en las tasas de rentabilidad de la deuda interna fue más acentuado en bonos con vencimiento en los años 2026, 2028, 2029 y 2030.

Luego del ajuste de mayo, la curva soberana en colones ha tenido una disminución acumulada en el año de 180 puntos básicos, concentrada principalmente en títulos con vencimientos entre 2024 y 2028.

En dólares, el ajuste promedio a la baja en las tasas de interés durante el mes de mayo alcanzó 55 puntos básicos, lo que genera una disminución media de 235 puntos básicos a lo largo del año.

Para el mes de junio se espera la votación en primer debate del proyecto de Ley Marco de Empleo Público, que deberá ser aprobado con 38 votos antes de ser enviado a consulta de constitucionalidad.

De igual forma, en junio debe ser votado el expediente legislativo 22,214 sobre los contratos de préstamo suscritos con el Banco Mundial y el Banco Centroamericano de Integración Económica.La aprobación exitosa de estos dos proyectos facilitaría seguir enrumbando esfuerzos que promuevan la consolidación fiscal y mantendría en niveles elevados la confianza de los inversionistas, lo que a la vez permitiría que las tasas de interés mantengan la senda descendente observada en 2021.

 

Con base en este entorno económico y en el Programa Macroeconómico del BCCR para el bienio 2021-2022, estas son las proyecciones de BCR Valores para el año 2021:

  • Actividad económica: +1.50% a +2.50%.
    • Dependiente del tiempo que tome completar el programa de vacunación y revertir las medidas sanitarias impuestas a partir de enero.
    • Dependiente también del ritmo de recuperación económica de los principales socios comerciales y del éxito de la campaña de vacunación.

                                                                                                                        

  • Inflación: en el rango de 1.00% a 2.00%.
    • Baja presión en el grupo de bienes por débil dinamismo económico.
    • Aumentos en los precios de los combustibles pondrían presiones pero serían limitadas.   

 

  • Tipo de cambio: en el rango de ¢600 – ¢645, equivalente a movimientos de entre -2.5% y 4.8%.
    • Reapertura de fronteras augura mayor oferta de dólares por turismo que en 2020.
    • Recuperación paulatina de los niveles de movilidad ciudadana y mayores niveles de precios del petróleo implicarán una mayor demanda de dólares.
    • Incertidumbre por la situación fiscal podría generar tensiones en el mercado cambiario.
    • Incapacidad para conseguir fondeo externo podría obligar al Gobierno Central a demandar dólares del mercado local.
    • BCCR muestra una posición de reservas monetarias más debilitada que en 2020 para estabilizar movimientos abruptos en Monex.

 

  • Tasas de interés en colones: disminución de hasta 150 puntos base en la curva soberana en colones a lo largo del primer semestre y potencial de disminución de 100 puntos base adicionales en la segunda parte del año.
    • Holgura en la liquidez ha facilitado el acceso a fondeo de largo plazo.
    • Acuerdo técnico con FMI mejora las perspectivas del mercado y limitaría presiones alcistas en el corto plazo.
    • Sin embargo, fricciones políticas en el camino de aprobación de las leyes necesarias para implementar el acuerdo podrían introducir volatilidad.
    • Eventual volatilidad en las tasas de interés en dólares podría imponer presión por diferencial o premio.

 

  • Tasas de interés en dólares: disminución de hasta 150 puntos base en la curva soberana en dólares en el primer semestre y disminución adicional de 100 puntos base en la segunda parte del año.
    • Acuerdo técnico con FMI mejora las perspectivas del mercado y limitaría presiones alcistas en el corto plazo.
    • Sin embargo, fricciones políticas en el camino de aprobación de las leyes necesarias para implementar el acuerdo podrían introducir volatilidad.
    • Aunque la incertidumbre por la crisis sanitaria y la situación fiscal ha disminuido el apetito por bonos con duraciones superiores a 5 años, la holgura en la liquidez podría facilitar mayores flujos de inversión, especialmente en emisiones de menor duración.
    • Se prevé un volumen moderado de emisión de deuda pública en dólares durante el primer semestre, lo que impulsaría la demanda en el mercado secundario.

Este análisis es el fundamento para diseñar la estrategia general de inversiones del puesto de bolsa y de sus clientes, con base en los emisores e instrumentos aprobados en la política de inversión de BCR Valores.

Su corredor de bolsa le brindará asesoría personalizada enmarcada en la política de inversión de BCR Valores.

 

 

La información contenida en este informe no constituye asesoría, más bien corresponde a información de tipo general sobre el comportamiento de las variables económicas y del mercado de valores. La asesoría de inversión ajustada a su perfil debe ser canalizada con su corredor de bolsa, por lo tanto, los informes aquí adjuntos son una publicación exclusiva de BCR Valores para uso comercial, y se basan en diferentes fuentes que consideramos fiables, pero no garantizamos su exactitud, veracidad u objetividad. Las opiniones y cifras obtenidas en estos reportes pueden cambiar sin previo aviso, y no implican aseveración de nuestros criterios. Los precios, rendimientos y tipos de cambio son indicativos y no constituyen una oferta, compromiso o solicitud por nuestra parte, y deben corroborarse en el momento de la transacción. Nuestra institución brinda un servicio de asesoramiento y apoyo técnico a sus clientes en sus inversiones; las decisiones, el riesgo de la inversión y el riesgo cambiario corresponden en su totalidad al inversionista. Los lectores deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de esta información. Este reporte no puede ser reproducido o puesto en circulación sin nuestro consentimiento escrito. No nos hacemos responsables de modificaciones efectuadas por terceros. La empresa no se responsabiliza por usos alternativos que se den a la misma. La intención de este reporte no es hacer una oferta o solicitud, ni servir como base para un contrato. Los usuarios deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de la información. 

La información contenida en este sitio web no constituye asesoría, más bien corresponde a información de tipo general sobre el comportamiento de las variables económicas y del mercado de valores. La asesoría de inversión ajustada a su perfil debe ser canalizada con su corredor de bolsa, por lo tanto, la información aquí contenida es una publicación exclusiva de BCR Valores para uso comercial, y se basa en diferentes fuentes que consideramos fiables, pero no garantizamos su exactitud, veracidad u objetividad.

Las opiniones y cifras obtenidas en estos reportes pueden cambiar sin previo aviso, y no implican aseveración de nuestros criterios. Los precios, rendimientos y tipos de cambio son indicativos y no constituyen una oferta, compromiso o solicitud por nuestra parte, y deben corroborarse en el momento de la transacción. Nuestra institución brinda un servicio de asesoramiento y apoyo técnico a sus clientes en sus inversiones; las decisiones, el riesgo de la inversión y el riesgo cambiario corresponden en su totalidad al inversionista. Los lectores deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de esta información. Estos reportes no pueden ser reproducidos o puestos en circulación sin nuestro consentimiento escrito. No nos hacemos responsables de modificaciones efectuadas por terceros. La empresa no se responsabiliza por usos alternativos que se den a la misma. La intención de esta información no es hacer una oferta o solicitud, ni servir como base para un contrato. Los usuarios deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de la información.

Dirección: San José, de Plaza Mayor 400 m.sur, Oficentro Torre Cordillera, piso 10.
Teléfono: (506) 2549-2600
Código de área: 506.
E-mail: bcrvalores@bancobcr.com | Web:www.bcrvalores.com.©2021 BCR Valores Puesto de Bolsa S.A.