Noticia BCR Valores

Análisis de Mercado - Marzo 2021

 

 

Mercado Internacional
 

Estados Unidos siguió mostrando una mejora paulatina en su mercado laboral y en el mes de febrero agregó 379,000 trabajadores a las planillas de los sectores no agrícolas.

Este avance fue sustancialmente superior al observado en enero, cuando se crearon 166,000 empleos, principalmente relacionados con la administración pública.

La recuperación del mercado laboral en febrero respondió al levantamiento de restricciones sanitarias en diversos estados y a la mayor confianza de los consumidores ante el avance en la campaña de vacunación. Bajo este escenario se observó un marcado impulso en la contratación de personal para actividades de ocio y hospitalidad, una de las industrias más afectadas por la pandemia.

El informe de empleo de febrero mostró un leve decrecimiento en la tasa de desempleo al 6.2%, al tiempo que la tasa de subempleo y la tasa de participación de la fuerza laboral se mantuvieron invariadas en 11.1% y 61.4%, respectivamente.

La Reserva Federal (Fed) evidenció esta recuperación del mercado laboral en su “Beige Book” de marzo. Según este reporte, en la mayoría de distritos que componen el sistema de la Reserva Federal se observaron aumentos en los niveles de empleo en los meses de enero y febrero.

De acuerdo con la Fed, en los primeros meses del año se observó una expansión modesta de la economía y el sector empresarial mostró optimismo para los próximos 6 a 12 meses. A pesar de que algunos distritos reportaron mejoras en los niveles de turismo y movilización aérea, las condiciones generales de las actividades de ocio y hospitalidad se mantuvieron constreñidas por las restricciones sanitarias.

A lo largo de los primeros meses del año se observó también un incremento en los precios de insumos industriales como el acero y la madera. De acuerdo con la Fed esta tendencia reciente en los costos se derivó de las disrupciones en las cadenas de suministro y de la mayor demanda. De igual manera se reportó un aumento en los costos de transporte, producidos por los mayores precios de los combustibles y limitaciones de capacidad.

Los precios de demanda final del productor industrial se expandieron 1.7% interanual en enero, desde 0.9% un mes atrás. La dinámica alcista reciente de estos precios podría acentuarse en los próximos meses como producto del fuerte avance en los precios de materias primas como el petróleo.

El precio del barril de petróleo WTI subió $9.30 (+17.82%) en febrero a $61.50 y durante la primera semana de marzo tuvo una expansión adicional hacia $66, luego de que OPEP+ decidiera extender por un mes más los recortes vigentes en los niveles de producción.

Estos mayores costos de producción han permeado en incrementos en los precios al consumidor, que tuvieron una variación interanual de 1.4% en enero y se proyecta que hayan avanzado a 1.7% en febrero.

Las perspectivas de mayor inflación futura generaron una pronunciada reacción en los mercados financieros. El efecto más directo se evidenció en la rentabilidad de las notas del Tesoro de 10 años que en el mes de marzo saltó 34 puntos básicos a 1.40% y en la primera semana de marzo avanzó por encima de 1.55%.

Esta dinámica se mantuvo a pesar de los comentarios de Jerome Powell, presidente de la Fed, quien manifestó que la Fed está comprometida en mantener una política monetaria expansiva hasta que la economía se encuentre muy avanzada en el camino de la recuperación.

Aunque índices accionarios como el Nasdaq y el S&P 500 mostraron expansiones mensuales en febrero de +0.93% y +2.61%, respectivamente, se hizo evidente una mayor volatilidad a partir de la segunda quincena del mes, que afectó mayoritariamente las acciones de empresas con valoraciones altas como las del sector tecnológico.

El dólar encadenó su segundo mes consecutivo de fortalecimiento tras sumar un incremento de 0.33% contra una canasta de monedas. El movimiento se derivó principalmente del debilitamiento del euro (-0.50%) y del yen (+1.81%), que sin embargo fueron parcialmente compensados por el fortalecimiento del +1.68% en la libra esterlina.

Para el mes de marzo se espera la aprobación del nuevo paquete de estímulo económico propuesto por el presidente Joe Biden por un valor aproximado de $1.9 billones. El proyecto incluye pagos directos de $1,400 por ciudadano, extensiones a los programas de subsidios por desempleo y financiamiento para PYMES afectadas por la pandemia.

Con base en este contexto internacional, consideramos que existen oportunidades de inversión acordes con su perfil de riesgo y objetivo de inversión. Su corredor de bolsa le brindará asesoría personalizada enmarcada en la política de inversión de BCR Valores.


Mercado Local

El comportamiento del tipo de cambio a lo largo del mes de febrero siguió el mismo patrón de años anteriores y se mantuvo prácticamente invariado con respecto al mes de enero en ¢614.47.

El volumen de negociación en Monex tuvo un crecimiento mensual del 11.2% a $370.7 millones, equivalente a un promedio de $18.5 millones diarios. Al mismo tiempo, las ventanillas de los intermediarios cambiarios continuaron siendo superavitarias y mostraron un crecimiento del 55.7% en la absorción neta de $219.1 millones en el mes.

La inflación mensual de febrero tuvo un descenso de 0.08%, que corresponde a una inflación interanual del 0.41%, con lo que se acumulan once meses consecutivos de inflaciones menores al 1%. Las presiones a la baja en el índice de precios al consumidor provinieron de artículos agrícolas y fueron parcialmente compensadas por incrementos en los precios de los combustibles y del transporte aéreo.

El primer reporte del año de ingresos y gastos del Gobierno Central dejó ver una caída interanual del 2.7% en la recaudación tributaria en enero, producida principalmente por el impacto del impuesto sobre la renta (-25.4%).

A pesar de los menores ingresos, los esfuerzos por disminuir el gasto público condujeron a una disminución del 14.0% en los gastos totales. Este resultado se derivó del acentuado recorte en transferencias de capital (-93.2%) y transferencias corrientes (-18.9%). Los apartados de remuneraciones e intereses, sin embargo, siguieron la dinámica de crecimiento y se expandieron 4.1% y 10.2%, respectivamente.

El desequilibrio entre ingresos y gastos resultó en un déficit financiero equivalente a 0.5% del PIB y un déficit primario del 0.2% del PIB.

Con el objetivo de corregir estos desequilibrios y fortalecer la recuperación económica, el Gobierno concretó en enero la negociación con el FMI de un programa de servicio ampliado (SAF) que el 1º de marzo fue aprobado por el directorio del fondo.

El programa, que busca generar un superávit primario de 1% del PIB en el año 2023, se basa en tres pilares básicos. El primero tiene el objetivo de implementar reformas fiscales equitativas que aseguren la sostenibilidad fiscal. Para ello, el Gobierno se ha comprometido a implementar la regla fiscal, introducir la ley de empleo público, fortalecer los programas de seguridad social y fortalecer el manejo de la deuda pública.

El segundo pilar procura mantener la estabilidad monetaria y financiera a través del fortalecimiento de la autonomía del BCCR, del mantenimiento de medidas macro-prudenciales que reduzcan las vulnerabilidades financieras y de una mejor supervisión del mercado financiero.

Finalmente, el último pilar tiene la meta de impulsar la productividad y fomentar un crecimiento inclusivo y alineado con las metas nacionales de des-carbonización.

El SAF propuesto por el FMI tiene una vigencia de 3 años y le ofrece a Costa Rica acceso a 1,237.49 millones de derechos especiales de giro (DEG) que al tipo de cambio del 4 de marzo corresponden a $1,777 millones.

Este préstamo se desembolsa en 6 tractos, sujetos a las revisiones semestrales que haga el FMI de los criterios de desempeño.

El Gobierno y el FMI fijaron una serie de criterios cuantitativos de desempeño entre los que se encuentra un déficit primario máximo de ¢390,000 millones a finales de julio de 2021 y de hasta ¢640,000 millones a fin de año, así como una deuda pública a final de 2021 no mayor a ¢27.1 billones.

Adicionalmente, el BCCR deberá mantener al menos $3,768 millones en reservas monetarias internacionales propias a finales de 2021 y suscribirá una cláusula de consultas de política monetaria que lo obligará a rendir cuentas ante el fondo en caso de que la inflación se desvíe significativamente de su nivel proyectado en 2021 y 2022.

De forma complementaria, el Gobierno de Costa Rica se comprometió en el memorándum de entendimiento con el FMI a impulsar una serie de proyectos conocidos como “benchmarks” o referencias estructurales.

Dentro de estos sobresale la aprobación de la Ley Marco de Empleo Público, con fecha objetivo en mayo de 2021. Además, el Gobierno buscará impulsar en 2021 la aprobación de un plan de mejora de cumplimiento tributario y la publicación de los estados financieros del ICE, AyA y CNP de acuerdo con las normas NIIF.

Actualmente en el Congreso se discuten las mociones al proyecto de ley de empleo público, que han generado numerosas reacciones entre las distintas fracciones parlamentarias al haberse aprobado propuestas que dejarían fuera del alcance de esta ley a las universidades públicas.

Además de la aprobación de esta ley, el Gobierno deberá empujar con celeridad la aprobación legislativa por mayoría calificada del acuerdo con el FMI para poder acceder al primer desembolso por un monto cercano a $296 millones. Atrasos en la ratificación de estas leyes podrían generar volatilidades adicionales en la valoración de los bonos soberanos costarricenses.

 

Con base en este entorno económico y en el Programa Macroeconómico del BCCR para el bienio 2021-2022, estas son las proyecciones de BCR Valores para el año 2021:

  • Actividad económica: +1.50% a +2.50%.
    • Dependiente del tiempo que tome completar el programa de vacunación y revertir las medidas sanitarias impuestas a partir de enero.
    • Dependiente también del ritmo de recuperación económica de los principales socios comerciales y del éxito de la campaña de vacunación.

                                                                                                                        

  • Inflación: en el rango de 1.00% a 2.00%.
    • Baja presión en el grupo de bienes por débil dinamismo económico.
    • Aumentos en los precios de los combustibles pondrían presiones pero serían limitadas.   

 

  • Tipo de cambio: en el rango de ¢600 – ¢645, equivalente a movimientos de entre -2.5% y 4.8%.
    • Reapertura de fronteras augura mayor oferta de dólares por turismo que en 2020.
    • Recuperación paulatina de los niveles de movilidad ciudadana y mayores niveles de precios del petróleo implicarán una mayor demanda de dólares.
    • Incertidumbre por la situación fiscal podría generar tensiones en el mercado cambiario.
    • Incapacidad para conseguir fondeo externo podría obligar al Gobierno Central a demandar dólares del mercado local.
    • BCCR muestra una posición de reservas monetarias más debilitada que en 2020 para estabilizar movimientos abruptos en Monex.

 

  • Tasas de interés en colones: disminución de hasta 100 puntos base a lo largo del primer semestre y potencial de disminución de 50 puntos base adicionales en la segunda parte del año.
    • Incremento en la incertidumbre por la crisis sanitaria ha disminuido el apetito de riesgo en inversiones financieras con duraciones superiores a 5 años.
    • Sin embargo, la holgura en la liquidez continuaría facilitando el acceso a fondeo, principalmente en emisiones de corto plazo.
    • Acuerdo técnico con FMI mejora las perspectivas del mercado y limitaría presiones alcistas en el corto plazo.
    • Sin embargo, fricciones políticas en el camino de aprobación de las leyes necesarias para implementar el acuerdo podrían introducir volatilidad.
    • Alto nivel de las tasas de interés en dólares podría imponer presión por diferencial o premio.

 

  • Tasas de interés en dólares: disminución de hasta 150 puntos base en la curva soberana en dólares en el primer semestre y disminución adicional de 100 puntos base en la segunda parte del año.
    • Acuerdo técnico con FMI mejora las perspectivas del mercado y limitaría presiones alcistas en el corto plazo.
    • Sin embargo, fricciones políticas en el camino de aprobación de las leyes necesarias para implementar el acuerdo podrían introducir volatilidad.
    • Aunque la incertidumbre por la crisis sanitaria y la situación fiscal ha disminuido el apetito por bonos con duraciones superiores a 5 años, la holgura en la liquidez podría facilitar mayores flujos de inversión, especialmente en emisiones de menor duración.
    • Se prevé un volumen moderado de emisión de deuda pública en dólares durante el primer semestre, lo que impulsaría la demanda en el mercado secundario.

 

 

Este análisis es el fundamento para diseñar la estrategia general de inversiones del puesto de bolsa y de sus clientes, con base en los emisores e instrumentos aprobados en la política de inversión de BCR Valores.

Su corredor de bolsa le brindará asesoría personalizada enmarcada en la política de inversión de BCR Valores.

 

La información contenida en este informe no constituye asesoría, más bien corresponde a información de tipo general sobre el comportamiento de las variables económicas y del mercado de valores. La asesoría de inversión ajustada a su perfil debe ser canalizada con su corredor de bolsa, por lo tanto, los informes aquí adjuntos son una publicación exclusiva de BCR Valores para uso comercial, y se basan en diferentes fuentes que consideramos fiables, pero no garantizamos su exactitud, veracidad u objetividad. Las opiniones y cifras obtenidas en estos reportes pueden cambiar sin previo aviso, y no implican aseveración de nuestros criterios. Los precios, rendimientos y tipos de cambio son indicativos y no constituyen una oferta, compromiso o solicitud por nuestra parte, y deben corroborarse en el momento de la transacción. Nuestra institución brinda un servicio de asesoramiento y apoyo técnico a sus clientes en sus inversiones; las decisiones, el riesgo de la inversión y el riesgo cambiario corresponden en su totalidad al inversionista. Los lectores deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de esta información. Este reporte no puede ser reproducido o puesto en circulación sin nuestro consentimiento escrito. No nos hacemos responsables de modificaciones efectuadas por terceros. La empresa no se responsabiliza por usos alternativos que se den a la misma. La intención de este reporte no es hacer una oferta o solicitud, ni servir como base para un contrato. Los usuarios deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de la información. 

La información contenida en este sitio web no constituye asesoría, más bien corresponde a información de tipo general sobre el comportamiento de las variables económicas y del mercado de valores. La asesoría de inversión ajustada a su perfil debe ser canalizada con su corredor de bolsa, por lo tanto, la información aquí contenida es una publicación exclusiva de BCR Valores para uso comercial, y se basa en diferentes fuentes que consideramos fiables, pero no garantizamos su exactitud, veracidad u objetividad.

Las opiniones y cifras obtenidas en estos reportes pueden cambiar sin previo aviso, y no implican aseveración de nuestros criterios. Los precios, rendimientos y tipos de cambio son indicativos y no constituyen una oferta, compromiso o solicitud por nuestra parte, y deben corroborarse en el momento de la transacción. Nuestra institución brinda un servicio de asesoramiento y apoyo técnico a sus clientes en sus inversiones; las decisiones, el riesgo de la inversión y el riesgo cambiario corresponden en su totalidad al inversionista. Los lectores deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de esta información. Estos reportes no pueden ser reproducidos o puestos en circulación sin nuestro consentimiento escrito. No nos hacemos responsables de modificaciones efectuadas por terceros. La empresa no se responsabiliza por usos alternativos que se den a la misma. La intención de esta información no es hacer una oferta o solicitud, ni servir como base para un contrato. Los usuarios deberán evaluar por cuenta y riesgo propio la conveniencia del uso de la información.

Dirección: San José, de Plaza Mayor 400 m.sur, Oficentro Torre Cordillera, piso 12.
Teléfonos: (506) 2549-2600 | Fax 2296-3723.
Código de área: 506.
E-mail: bcrvalores@bancobcr.com | Web:www.bcrvalores.com.©2017 BCR Valores Puesto de Bolsa S.A.